Tecnología GAS INVERTER en calderas de condensación



Las calderas de condensación son las calderas más eficientes pero no todas las calderas de condensación son igual de eficientes.

El ratio de modulación es el cociente entre la potencia mínima y la máxima de una caldera. Cuanto mayor sea este, mayor será la capacidad de la caldera de adaptarse en todo momento a las diferentes necesidades de potencia que se requieran tanto en calefacción como en agua caliente sanitaria (ACS). Esto permite reducir los encendidos y apagados de la caldera.

En la fase de encendido de la caldera se libera una pequeña cantidad de gas que no se consume. Con el tiempo, el sumatorio de estas pequeñas cantidades implica un volumen de gas importante que no se aprovecha. Por otro lado, los continuos apagados y encendidos también generan un mayor desgaste de componentes y más ruido de funcionamiento.

Estos ratios de modulación elevados son especialmente importantes en caso de instalaciones de calefacción pequeñas y/o bien aisladas y cuando hay agua precalentada por sistemas solares.

La tecnología GAS INVERTER permite alcanzar los ratios de modulación más elevados consiguiendo calderas de condensación más eficientes. La mayoría de las de condensación BAXI incorporan la tecnología GAS INVERTER. De esta manera, si con una caldera de condensación convencional se dispone de ratios de 1:3 o de 1:4, con esta tecnología, en las calderas BAXI de las gamas Platinum Plus se alcanzan valores de ratio de modulación de hasta 1:10 , en las Bios Plus de 1:9 y en las Platinum Compact de 1:7.

El GAS INVERTER y la posibilidad de poder combinar estas calderas con reguladores climáticos programables permiten ofrecer productos de máxima eficiencia con los que se consiguen los mayores ahorros de gas para que el usuario disponga de todo el confort que requiere al mínimo coste ya que con todo ello se pueden conseguir ahorros adicionales de hasta el 5% al 30% que se puede alcanzar con las calderas de condensación.